Cosas que no debes hacer si tu hijo tiene fiebre
septiembre 17, 2022 Por Sula

Cosas que no debes hacer si tu hijo tiene fiebre

Las temperaturas en los Estados Unidos habían estado alcanzando niveles peligrosamente altos, especialmente por la noche. Los médicos recomiendan que los niños se mantengan hidratados y revisen el termómetro antes de ir a la sala de emergencias o al consultorio del pediatra. Tenga en cuenta que es natural que los niños estén irritables con fiebre, así que trate de no preocuparse. Hay muchos motivos para preocuparse por los niños que pasan por experiencias difíciles, por lo que es importante no hacerlo. La ignorancia también juega un papel en sentirse tenso y ansioso en ciertos momentos del día.

La fiebre es en realidad un síntoma más que una enfermedad. Es causada por una infección y ocurre cuando la temperatura corporal alcanza un nivel demasiado alto. Los virus y las bacterias están ‘cómodos’ a una temperatura corporal de unos 37º. Al detectar la presencia de agentes extraños, el organismo la aumenta para combatir la infección.

La fiebre es común en los niños. Debe llevarlos a su médico sin dudarlo y luego esperar hasta que la fiebre haya disminuido antes de enviarlos a casa. Pero como siempre, entre los consejos bien intencionados, los remedios caseros y la sabiduría convencional se encuentran opiniones sin fundamento, mitos y falsas creencias. Todavía hay algo de verdad en ellos, pero no todos pueden seguirse. Entonces, antes de comenzar a hacer algo, asegúrese de que sea beneficioso para su salud o su dinero.

Que no hacer cuando tu hijo tiene fiebre

Perder los nervios a las primeras de cambio

Cuando un niño tiene una temperatura corporal entre 38ºC y 39ºC, a menudo es difícil saber si la condición indica una enfermedad grave. Primero, un padre debe calmarse y tratar de prestar atención al estado general del niño. Si no regresa la fiebre, comience a tomar las medidas recomendadas por los médicos. La mayoría de las personas han visto a alguien con fiebre alta, también llamada hipertermia. Esta condición es causada por una infección que afecta el cuerpo, pero también puede ser causada por otras enfermedades como la diabetes. No hay condiciones comunes que ocurran cuando alguien tiene buena salud general.

No tomarle la temperatura correctamente

La fiebre es una enfermedad común que puede ocurrir cuando las temperaturas son altas y, a menudo, podemos sentir la fiebre a través de nuestros rectos. Como con cualquier enfermedad, no es raro que la fiebre cause molestias mientras luchamos por recuperarnos. No hay necesidad de conseguir un termómetro digital. Aplica un poco de vaselina en la punta y listo.

Que no hacer cuando tu hijo tiene fiebre

Abrigarle para que sude la fiebre

En el pasado, se pensaba que los niños se sobrecalentaban como resultado de la fiebre. Se creía que un niño se beneficiaría si estuviera fresco y ‘sudando’. Estas prácticas no han tenido evidencia científica que las respalde. Ayudar a un niño con fiebre está perfectamente bien, pero a veces requiere un vendaje menos restrictivo o protector solar para sentirse relativamente fresco. Asegúrese de que esté cómodo, pero no demasiado caliente o frío, de lo contrario puede sentirse incómodo. Ten siempre a mano su agua y cómprale una manta si es necesario para evitar accidentes.

Iniciar un tratamiento con antitérmicos demasiado deprisa

Los padres siempre deben tener cuidado al medicar a su hijo. Los efectos secundarios de estos medicamentos de venta libre pueden tener consecuencias no deseadas, y es importante recordar nuestro primer punto: no se trata la fiebre, sino la enfermedad. Nuestros cuerpos tienen la capacidad de protegerse contra enfermedades a través de reacciones naturales. Si un niño muestra signos de fiebre, podemos depender de su cuerpo para combatir la infección con temperatura elevada. Un médico puede querer que usemos drogas, pero en realidad es mejor no hacerlo, ya que disminuirá la capacidad del cuerpo para protegerse. Todos los niños que son tratados con antipiréticos para la fiebre tardan más en superar la enfermedad que los que no lo son. Esto se debe a los efectos que tiene el medicamento en la química de su cerebro. Ha habido estudios que abordan esto, pero no todos los estudios muestran este resultado.

Darle un baño frío para bajarle la fiebre

Cuando tenga fiebre y necesite un enfriamiento adicional, la hora del baño debe remojarse en agua tibia. Es importante mantenerse fresco cuando se está luchando contra una enfermedad como la fiebre.

Administrarle paracetamol e ibuprofeno de forma alterna

Algunos médicos argumentan que la homeopatía es en gran medida un efecto placebo. Sin embargo, generalmente no se recomienda usarlo como método de tratamiento. Tal y como explica Lucía Galán en su libro “Crianza de 0 a 4 años”, con demasiada frecuencia las personas confunden nuestros propios tratamientos naturales de autoayuda con las dosis de ambos medicamentos y añaden riesgos innecesarios. A pesar de estar en uso por un tiempo, el paracetamol rara vez se prefiere a otros tratamientos. Pero cuando su pediatra lo ha discutido con usted y lo recomienda como la mejor opción, estos efectos secundarios son mínimos. Tenga en cuenta que el médico siempre especificará la cantidad y la frecuencia de sus dosis según lo prescrito.

Repetir (o no) la dosis de antitérmico después de que vomite

Es común que la fiebre y los vómitos se presenten juntos. Entonces, ¿qué hacer si el niño vomita después de un medicamento recetado? Asegúrese de anotar la hora exacta en que les da los medicamentos. Si un paciente experimenta signos de deshidratación severa, vómitos, fiebre o presión arterial baja y no ha podido ponerse en contacto con su médico de cabecera dentro de los 15 minutos posteriores a su ingreso a nuestro Departamento de Emergencias, es seguro asumir que su cuerpo ya se ha recuperado. del antipirético. Tendrían que vomitar para que volviéramos a proporcionar el medicamento.

Tardar demasiado en consultar con el pediatra o en acudir a urgencias

La temperatura corporal de su bebé podría ser una señal de problemas. Es posible que incluso tengan que ir al hospital si permanece alta durante demasiado tiempo. Es por eso que debe asegurarse de que sepan dónde está el más cercano y que los llevará allí lo antes posible. Los niños mayores pueden tener una amplia variedad de síntomas. Controlar su temperatura es importante, pero no es suficiente para diagnosticar a todos los niños con la misma enfermedad. También es importante verificar su estado general para tener una mejor idea de lo que puede estar mal y si necesita atención médica. Si tiene dificultad para respirar, si recientemente ha tenido una convulsión o si acaba de experimentar algunos síntomas leves durante los últimos días, eso puede indicar algo más grave. En caso de duda, no dude en consultar a un especialista, son personas que pueden ayudar. Si su cuerpo se está sobrecalentando significativamente y no está seguro de cuál es la causa, asegúrese de consultar con un médico para determinar si hay algo específico que pueda ser de ayuda. Pero, en general, cuando su temperatura supere los 40 grados centígrados, corra el riesgo de que caiga por debajo del punto de congelación de manera sostenida.